top of page
  • Foto del escritorRedacción Coterránea

Vecinos cansados y sus mensajes contundentes frente a la basura en espacios comunes

De todas las normas de convivencia, la que parece más obvia a cumplir es el tema de la basura. Sin embargo, esto no sucede así y lo demuestra el malestar de vecinos, que cansados de limpiar lo que no les corresponde, dejan notas para frenar la desfachatez de algunos. 


Veamos uno:


Vecinos cansados y sus mensajes contundentes frente a la basura en espacios comunes

La imagen del aviso impreso recuerda la importancia de mantener limpios patios y áreas comunes. La basura no solo es antiestética, también puede afectar la salud, el medio ambiente y claramente puede cambiar el día y el humor de una o más personas. 


En consiguiente, nos preguntamos, este es un asunto que se debe tratar de esta manera, ¿con notas en pasillos? ¿Con una charla con el vecino en cuestión?, o ¿con quejas hacia el administrador? Seguramente, la modalidad dependa del vecino con mal humor o de las mismas normas de cada comunidad. En lo que sí podemos estar de acuerdo es que es un tema a tratar, para que no se repita.


Veamos otro:



mensaje subido de tono para vecinos que dejan basura en el patio interno

Bien, la basura es un tema que prende los humores, y no buenos, en quienes tienen que padecerlo. A menudo, la responsabilidad de mantener limpios los espacios comunes recae en los administradores, pero es un esfuerzo que requiere la participación activa de todos. 


Los administradores pueden fomentar la conciencia sobre la gestión de residuos a través del refuerzo de esta norma en particular, y con mejoras en las instalaciones de basura y reciclaje. Y, por supuesto, los vecinos deberían tomar el serio compromiso de seguir estas normas, utilizar los contenedores designados y abordar los problemas de manera respetuosa. 


Podemos reírnos todo el día con mensajes de este estilo. Lo cierto es que los vecinos que las escribieron y los administradores, no tuvieron una sonrisa en el rostro en ese momento. Frenar la desfachatez es una tarea diaria y propia de cada vecino. Por menos humores por los pisos y por más respeto hacia los espacios de todos.


249 visualizaciones0 comentarios
bottom of page