top of page
  • Redacción Coterránea

Consejos claves para determinar los valores de expensas en contexto de inflación.

El panorama de inflación actual obliga a revisar y modificar de manera constante el cobro de expensas. Frente a esta situación, entrevistamos a un experto en administración de consorcios para obtener consejos valiosos para los administradores.


Valor de expensas variable
La volatidad económica presente debe ser considerada con previsión para evitar dificultades de cara a la comunidad. / Imagen: Canva.

La situación financiera y económica del país puede ser desafiante. Para hacerle frente, el Dr. Adrián Corbalán, coordinador de la Comisión de Propiedad Horizontal del Consejo de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires Argentina, advierte sobre la necesidad de revisar la forma actual de administración.


Para estar preparados y tener una estrategia sólida para garantizar la estabilidad financiera del consorcio, Corbalán invita a los administradores a evaluar tres aspectos claves y propone una estrategia para determinar el valor de las expensas en el contexto inflacionario.


Evaluar el panorama


1. Identificar la situación financiera


Para Corbalán, la primera clave para afrontar aumentos de expensas en un contexto inflacionario es "tener una comprensión clara de la situación financiera del consorcio" a nivel mensual. Esto implica analizar, en principio:


  • Ingresos disponibles.

  • Gastos actuales y futuros.

  • Deudas pendientes.

  • Gastos fijos y su cuantía.

  • Cumplimiento de los pagadores de expensas.

  • Retrasos en los pagos para tomar medidas administrativas.

  • La manera en que se determina el valor de las expensas para reflejar la inflación.


2. Abordar la morosidad


Según destaca el especialista, en el contexto actual, "los administradores se enfrentan a una morosidad más allá de lo deseable". Por ello sugiere tomar medidas proactivas con el implemento de políticas de cobro efectivas, a través de una comunicación eficiente con los vecinos. Ya sea con recordatorios de pago o un llamado telefónico para detectar los motivos y accionar.


3. Gastos fijos y proyección de reparaciones


Para el Dr. Adrián Corbalán, la inflación puede hacer que los gastos que solían considerarse fijos se vuelvan variables. En esta línea, considera de vital importancia la revisión y ajuste regular del presupuesto del consorcio para adaptarse a estos cambios.


Por otro lado, ante la imposibilidad de proyectar el costo de reparaciones futuras, por costos de materiales en dólares o falta de materiales importados, agrega la importancia de "tener un fondo de reserva adecuado para hacer frente a reparaciones imprevistas."


En lo que respecta a los costos fijos, que representan entre un 60% y un 70% de los gastos de un edificio, son los costos como los sueldos y las cargas sociales, los cuales experimentan aumentos mensuales.


personas evaluando situación financiera
Una administración ordenada requiere una estrategia que debe ser modificada con mucha mayor frecuencia que lo que sería en otro contexto. / Imagen: Canva

Estrategia financiera flexible


De acuerdo a Corbalán, mantener el criterio de determinar el valor de las expensas de manera fija y con un aumento semestral o una vez por año, hoy no tiene resultados positivos. Por esto, y en decisión en asamblea con los propietarios, considera que se debería modificar a "una tasa mensual de incremento" para asegurar la estabilidad financiera del consorcio.


La volatilidad económica presente debe ser considerada con previsión para evitar dificultades futuras de cara a la comunidad.


Consejos claves para determinar los valores de expensas


El especialista, sumó al análisis una serie de recomendaciones para definir el valor de las expensas. Entre ellos:


  1. Componentes fijos: Se puede determinar y establecer con la revisión mensual del valor de las expensas.

  2. Reparaciones: Contar con un fondo específico que tenga un valor suficiente estimado para los mantenimientos e imprevistos. A su vez, sugiere, que a medida que se vaya usando, se reponga para no recaudar de manera extraordinaria, sino con prevención.

  3. Fondos excedentes: Deben ser o iguales a cero para no perder poder adquisitivo o lo suficiente estables para cubrir los gastos fijos, ahora variables, y los costos que por naturaleza son variables que son las reparaciones.

"Si no se tiene una estrategia, lo más probable es que a la fuerza la estrategia se imponga. Y a la fuerza significa que un administrador se ponga frente a riesgos innecesarios. De por sí, es una actividad riesgosa porque el administrador está administrando fondos y patrimonios que no le son propios por el cual debe rendir cuentas". indicó Adrián Corbalán y al mismo tiempo concluyó “Este es el cambio de mentalidad que el administrador debe tener para determinar sus expensas en este contexto”.



72 visualizaciones0 comentarios

Komentarze


bottom of page